Cómo funcionan las apuestas deportivas

Los últimos años han sido testigos del auge imparable de las apuestas deportivas en nuestro país. De la mano de Internet y de las nuevas tecnologías móviles, esta divertida modalidad de juego ha venido para quedarse entre nosotros. A pesar de su sencillez, el mundo de las apuestas tiene más ciencia de la que pueda parecer, al menos a simple vista. Apostar es muy fácil. Basta con abrir una cuentaen una casa de apuestas online o acercarse a un local de apuestas de los que han proliferado últimamente para escoger un resultado, decidir cuánto dinero arriesgamos y asentar nuestra apuesta.

[produkte limit=»1″ orderby=»date» order=»desc» include=»537″ layout=»list» review=»false» detail_button=»true» buy_button=»true» details_fields=»true» details_tax=»true» reduced=»false» align=»left» slider=»false»]

Sin embargo, apostar bien no resulta tan sencillo. ¿Qué opinarías si te dijera que, a menudo, la apuesta más conveniente es por la derrota del favorito? ¿O que en ocasiones no hace falta ni siquiera acertar quién ganará o perderá un partido para ganar dinero con las apuestas? ¿Sabías que las apuestas son un mercado donde las probabilidades cotizan al alza y a la baja con cualquier factor, y que, por tanto, las cuotas suben y bajan a lo largo del tiempo como sucede en la bolsa? ¿O que es tan importante o más determinar exactamente cuánto dinero apostamos a un resultado como el propio pronóstico?.

Estas y otras muchas cuestiones son cruciales para apostar con criterio. Apostar bien es un auténtico arte que requiere dedicación y un inevitable período de aprendizaje. Todo este proceso para dominar las apuestas estará plagado de pruebas y ensayos que nos harán aprender, en ocasiones, de nuestros errores. Por desgracia, adquirir estos conocimientos por el sencillo método de ensayo y error puede resultarnos muy caro. Mucho. Los errores en las apuestas se pagan con dinero, y si no vamos con cuidado corremos el riesgo de consumir nuestro presupuesto y ser expulsados del juego por falta de fondos. La única manera de evitarlo es la información y el conocimiento, no solo del deporte sobre el que deseamos apostar, sino sobre todo de la dinámica del mundo de las apuestas y de sus particularidades.

Apostar es estudiar. Pero si te gusta el deporte y sigues con afición las competiciones, es una asignatura divertidísima. Como veremos, el mundo de las apuestas tiene sus recovecos. Con el tiempo comprobarás que un buen apostador no trata de acertar si el Málaga ganará o perderá ante el Villarreal en la próxima jornada de Liga, o sobre si el FC Barcelona logrará marcar tres o más goles en su visita a Anoeta. De hecho, estas cosas son algo que nadie puede saber a ciencia cierta, por lo menos de manera legal. Lo que sí puede hacer un buen pronosticador es entender si las cuotas reflejan correctamente o no las probabilidades de que esas situaciones se produzcan. Pero hay más. Mucho más de lo que la mayoría de gente se imagina. Nada tan complejo que cualquier persona no pueda llegar a aprenderlo y manejarlo con relativa facilidad, pero que necesita ser comprendido antes de participar en el mundillo. Siempre, claro, que desees realmente ganar dinero en lugar de entregárselo en bandeja de plata a los otros apostantes, tus verdaderos rivales.

Si bien el éxito nunca puede garantizarse por adelantado, sí puedo asegurarte que solo lograrás ganar dinero en el largo plazo si trazas bien tu plan y sigues unas cuantas reglas, sencillas pero indispensables. Sin esto, por bueno que seas prediciendo ganadores o acertando resultados, difícilmente lograrás mantener tus beneficios. La buena noticia es que existen herramientas que te permitirán navegar con éxito por este mundillo incluso si, especialmente al principio, tus dotes de pronosticador no son excelentes, y no sabes determinar con gran precisión si un delantero marcará o si es muy probable que un defensa sea expulsado.

Cada apostante debe encontrar su camino, y tú, el tuyo. Si decides apostar en serio, tu primera tarea será precisamente esa. Deberás descubrir por ti mismo en qué deporte o faceta del juego eres capaz de conocer mejor que los demás apostantes las posibilidades reales de los resultados, desarrollar la rapidez necesaria para negociar cuotas en directo o saber encontrar cuotas complementarias en casas de apuestas diferentes, de forma que puedas arbitrar una ganancia segura. Los profesionales y los apostantes más serios se especializan en un mercado concreto, un tipo de operativa, y utilizan de manera habitual un conjunto de métodos bien estipulados que limitan los riesgos y controlan la exposición en cada apuesta.